Derecho Penal

El departamento de Derecho Penal de Legalius cuenta con una dilatada experiencia tanto en el ejercicio de las labores de acusación o defensa en el ámbito judicial, tratando siempre de proteger los intereses encomendados mediante una atención distinguida por la proximidad con el cliente.

La defensa o acusación en toda clase de delitos, implica un equipo multidisciplinar de profesionales para el tratamiento especializado en la diversidad y complejidad de materias, que son objeto de delito.

El equipo multidisciplinar abarca todas las ramas del derecho, tanto en la esfera empresarial, (con asesoramiento en Corporate Compliance e instauración de sistemas de prevención de delitos y cumplimiento de normas en las empresas), como los cometidos por los empleados, otras empresas o terceros frente a las mismas. Delitos fiscales, frente a la Seguridad Social, a los trabajadores, delitos societarios, delitos informáticos, contra la propiedad intelectual e industrial, contra la ordenación del territorio, falsificaciones, robo, hurto, receptación, daños, defraudaciones, apropiación indebida, estafa, falsedades, blanqueo de capitales, insolvencia punible, entre otros.

En la esfera Administrativa y política, sobre delitos tales como cohecho, prevaricación, urbanísticos, tráfico de influencias, malversación, fraudes, negociaciones prohibidas, corrupción e infidelidad en custodia documentos, contra el medio ambiente y urbanístico, descubrimiento y revelación de secretos.

Respecto de las actividades profesionales sobre delitos de negligencia, daños, intrusismo, revelación de secretos, deslealtad profesional, etc.

La experiencia del equipo abarca todos los delitos tipificados en el Código Penal, tales como lesiones, homicidio, asesinato, tráfico de estupefacientes, detención ilegal, secuestro, amenazas, coacciones, tortura y contra la integridad moral, violencia doméstica, calumnia e injuria, abandono de familia, impago de pensiones, sustracción de menores, allanamiento de morada, alcoholemias, exceso de velocidad, conducción sin carné, desobediencia a la autoridad, conducción temeraria y omisión del deber de socorro, prevaricación, encubrimiento, acusación y denuncias falsas, simulación de delitos, falso testimonio, obstrucción a la justicia, quebrantamiento de condena, etc